MÁS ALLÁ DEL TIEMPO Y LA DISTANCIA
Recordando hazañas, héroes y ejemplos 

El  7 de noviembre pasado,  en el Salón de Reuniones de la Cooperativa Telefónica de Pinamar Limitada – TELPIN- ,se llevó a cabo  una teleconferencia organizada por TELPIN EDUCA, para recordar y celebrar el centenario del rescate de la Expedición Antártica Sueca el 8 de noviembre de 1903 por la gloriosa Corbeta Uruguay.

Gracias a los increíbles avances  en el terreno de las telecomunicaciones un grupo de alumnos y docentes de Pinamar, venciendo enormes distancias, pudo  comunicarse simultáneamente con alumnos de la Escuela 38 de la Base Antártica Esperanza y con el Sr. Guillermo José Sobral -nieto del Alférez Sobral-, en Buenos Aires.

Si bien el satélite que nos enlazaba con la Antártica produjo algunas interrupciones, por el hecho de que se encuentra orbitando sobre el Ecuador y a 90° de los polos -como explicó  el Ing. Juan A. Santoiani-, la comunicación colmó las expectativas de todos y dejó una hermosa, emotiva e inolvidable experiencia.

 Se encontraban presentes en TELPIN, la directora de la Escuela de Educación Media N°1 “Corbeta Uruguay”, Prof. Elida Covello, el profesor de historia Sr. Raúl Merlo y los alumnos de dicho establecimiento: Paula Camarero, Martín Rapallino, Matías Kliment, Federico Heredia y Ana Samaniego.

Por TELPIN EDUCA su director técnico, Ing. Juan Santoiani, la Lic. Claudia Gomez Costa directora académica del Proyecto y los profesores Stella Maris Manusia, Corina Perez, Anabela David y Jorge East.

Medios periodísticos gráficos y radiales, locales, registraron este inusual encuentro.

En Buenos Aires estaba al habla el nieto del Alférez José María Sobral; el primer héroe antártico argentino, el primero en invernar dos años seguidos en el continente blanco y primer geólogo nacional, académicamente formado.

En la Base Antártica Esperanza, se comunicaban con todos, la Sra. Rosana Depetris de Flesia, esposa del mayor Flesia, jefe de la base y dos alumnas de la escuela provincial 38: Solana Correa y Aylén Flesia, de 12 años de edad.

Luego que el Ing. Santoiani estableciera la multicomunicación la Lic. Gomez Costa dio la bienvenida y cada uno se fue presentando.

El mayor Flesia dijo: -Comparto con Uds. la importancia de esta iniciativa de recordar una fecha que es tan cara para nosotros.

La señora Rosana de Flesia, temporalmente a cargo de la escuela más austral del mundo, manifestó que habían podido ingresar al Portal de TELPIN Educa, elogió y felicitó al Equipo del Proyecto Educativo por su contenido y agradeció que TELPIN los hubiera tenido en cuenta. Agregó que en la base cuidaban con mucho respeto la reliquia histórica que es el refugio de piedras, donde invernaron en 1903, algunos científicos de la expedición sueca.

  Por turnos, los chicos intercambiaban preguntas y opiniones con sus lejanos amigos, manifestando su orgullo y alegría por esta insólita comunicación telefónica.

        

Un alumno de la escuela Corbeta Uruguay, preguntó que veían por la ventana.

-¡Qué buena pregunta! –acotó desde Buenos Aires Guillermo Sobral.

–Enfrente  vemos el estrecho Antarctic,  dos ventisqueros, uno de ellos el  Buenos Aires, tres cerros nevados: Flora, Taylor y Pirámide y la casa  de piedras donde invernaron náufragos de la expedición sueca…-  contestaron desde más de 3000 kilómetros de distancia.

  -¿Qué temperatura tienen ahora? –preguntó otro chico de Pinamar.

-Menos 5° y mucho viento, está todo gris…

-¿Cuántos son?

-Hay 50 personas de las cuales 15 somos chicos- respondieron, con desenvoltura, Solana y Aylén desde la Antártida.

Así se sucedieron las preguntas y respuestas: ¿Cómo es la base? ¿Qué hacen? ¿Cómo es un día de ustedes ahí? Y otras

La emoción fue ganando a todos.

  Guillermo Sobral respondió a su turno distintas preguntas, entre ellas, cuál había sido la contribución de su abuelo a la geología Argentina, respondió que mucha, que la enorme cantidad de boletines e informes científicos que produjo hablan de la profundidad y extensión de las tareas e investigaciones que realizó.

 El nieto del Alférez hizo hincapié en la necesidad de que los chicos se interesen en la geología pues al país le faltan especialistas en dicha ciencia.

Relató unos párrafos del libro “Dos Años entre los Hielos” de su abuelo, donde el joven Sobral describe los sentimientos que vivió al ver la silueta de la gallarda nave argentina  que venía a rescatarlos (en la que  había hecho sus prácticas como marino). También leyó: “El hombre no debe contentarse nunca con la victoria adquirida…” “La lucha era algo necesario al existir; el que no lucha no puede experimentar el placer de la victoria, del mismo modo que el que no sufre no puede dejar experimentar el placer de dejar de sufrir.”

Estos pensamientos pintaban acabadamente el espíritu y el temple de su insigne antepasado.

Guillermo recordó con emoción a la Uruguay y a su tripulación –nombrando a cada uno de sus integrantes- sin ellos, dijo, José María Sobral no hubiera regresado del polo sur.

Lenta pero lógicamente la conversación giró hacia el sentido del sacrificio de los heroicos tripulantes de la Corbeta, del Alférez Sobral, de quienes cumplen su turno anual en las bases antárticas argentinas. El significado de la Patria…

El profesor Merlo resumió un poco todo eso al reflexionar con el nieto de Sobral:

-¿Cuál es el contexto histórico y cultural en que se producen  los Piedra Buena, Sobral, Perito Moreno, Favaloro etc.?

-¿Cómo explicarles a los chicos que la salida no está en Ezeiza?

-El valor y la importancia de los que “hacen patria” en la Antártida.

Guillermo apuntó a la tradición y a la memoria: “recordar viene del latín: recorrer el corazón”, que “patria” significa padre y los sentimientos de pertenencia son una construcción cotidiana y  que por eso él es miembro de un centro tradicionalista en San Antonio de Areco –donde vive-.

Merlo expresó el conflicto de los docentes que deben enseñar contravalores como: estudiar, trabajar, esfuerzo, sacrificio, solidaridad y patriotismo en una sociedad de consumo donde los valores predominantes son materiales.

La directora de la escuela secundaria “Corbeta Uruguay” le agradeció sus palabras, y agregó que en los ideales que sostenía se veía claramente cuánto habían influido en él, la vida y el ejemplo de su abuelo. Que todo eso era muy importante para los chicos que estaban presentes.

  La Lic. Gomez Costa recordó que el esposo de una de las integrantes del Equipo de Telpin Educa, la Prof. Stella Maris Manusia, el Teniente Coronel Alberto Schenone,  recientemente fallecido, había sido  piloto de helicópteros de la Aviación del Ejército en varias campañas antárticas y que este momento era también un sentido homenaje para él.

No faltaban motivos para considerar un éxito la reunión y se agregó el pedido de la señora de Flesia, a cargo de la radioemisora de la Base Esperanza LRA 36 “Arcángel San Gabriel” (que transmite a todo el mundo en la banda de 49m. y 6030 Khz. de frecuencia) quien le pidió al Sr. Sobral su número de teléfono para una posterior entrevista radial.

El Ing. Santoiani manifestó su agradecimiento a todos los que habían participado de esta teleconferencia, que la misma se inscribía en los ideales y principios que la Cooperativa Telefónica TELPIN ha promovido siempre.

El profesor Jorge East recordó un pasaje del libro de Sobral que permiten apreciar el espíritu de ese hombre que prestó valiosos servicios a su nación y que resumen tan bien la epopeya de quienes “hacen patria” en las bases antárticas argentinas:

"Yo quisiera por varios años volver a internarme en las regiones heladas. Yo quisiera volver a oír en aquel silencio de muerte el ruido del ventisquero, el silbido del viento y de la nieve por los flancos de la tienda; quisiera tener que refregarme las manos con nieve para volverlas a la vida, y marchar al costado de un trineo tirado por veinte perros a plantar el pabellón da la patria más allá del paralelo de 80°...

La Lic. Claudia Gomez Costa cerró la reunión destacando las emociones que se habían vivido esa mañana y lo importante que había sido para todos recordar, desde puntos tan lejanos, el centenario de una epopeya hermosa que dejaba tantas enseñanzas y ejemplos para todos.

Con un “Viva la Patria” concluyó una experiencia excepcional.