El Perro Labrador Retriever es disciplinado, pacífico, manso, amigable,
tranquilo, alegre y no agresivo. Es muy adecuado como perro de familia.
Pero necesita mucho ejercicio (hasta 10 Km. diarios si se quiere que esté
en perfectas condiciones). Buen nadador, vive feliz en zonas donde el mar
está próximo. Se hace amigo de los niños muy fácilmente. El Labrador
Retriver puede ser un buen cazador. Es obediente y dócil, Bien entrenado
se convierte en un compañero decisivo. Es seleccionado como perro
lazarillo para invidentes y perro-oído para sordos. También es
frecuentemente entrenado para la detección de bombas, minas y de
incendios; guardián y de búsqueda y rescate; hasta incluso perro terapia
en hospitales. El Perro Labrador tiene buen olfato, fácil de educar y buen
carácter para el conjunto de una familia.