Pagina PrincipalAtractivos TuristicosImagenesMapa de la LocalidadServicios Publicos

                  

Historia de su Fundación                

Don Alois Stoklasek, nacido en Checoslovaquia, llego a Argentina en el año 1928, radicándose luego en la año 1928, radicándose luego en la flamante ciudad balnearia de Mar de Ajo en el año 1936, es allí donde conoce al Señor Álvarez Drago (martillero).                                                                                                                                         Drago, años mas tarde, tramita un remate de las tierras las tierras de Federico Leloir y familia; fue allí donde pensó en Don Alois, quien lo acompaño en tal difícil y dura tarea.                                                                                         Para llegar al loteo desde Buenos Aires, tardaran 32 días, viniendo en carro, ya que en aquella época no existían los actuales caminos.

Se radica en este Balneario el 20 de febrero de 1960 con su esposa Teresa Hudoba de su misma nacionalidad. Al principio vivían en carpa hasta que construyeron una casilla de madera, que se encuentra actualmente en la calle 40 y costanera; una vez establecidos comenzaron a abrir las calles, en especial la calle 40.

Esta pequeña villa de pioneros fue creciendo día a día con el correr de los años, las primeras familias fueron Corea, Peralta y Andrade entre otras. Todos lucharon para engrandecer el balneario. Al principio, existía un gran problema que era falta de comunicación con las otras localidades, ya sea calles como también teléfonos.

El primer Hotel fue del Señor Pascual Estampone, quien compro un lote y en pocas semanas construyo un hotel el cual llamo SANTA ANA.

La compañía Álvarez Drago S.A. compro e instalo un grupo electrógeno el cual abastece de energía a las viviendas de la localidades, en horarios fraccionarios.

El arquitecto Samuel Oliver proyecto un conjunto habitacional denominado "Pagoda", ubicada en la calle 1 e/ 8 y 10, con el fin de que este tipo de construcción poblara la ciudad, pero fracaso en su intento y no tuvo seguidores.

Don Miguel Lafrancesca quien abrió el primer negocio de ramos generales, también en su domicilio funciono la estafeta de correos. Actualmente tiene negocio de regalos y una fabrica de alfajores llamada " Plasolar"