NO SE NADA

El torbellino de las avenidas

no le devuelven a nadie sus esperas

la luna esmerilada es diferente

de la luna borracha de otros tiempos

hay lamidos del mar / ese mezquino

no senada / la última liturgia

solo me reforzó la suspicacia

tengo socorros tibios en la oreja

y sé de inconfesables que presumen

como los mandatarios del carajo